Aquí tienes 10 consejos para que tu sesión sea todo un éxito.

1 CONOCE A TU PÚBLICO

Salvo que seas un profesional reconocido y tu nombre baste para llenar macrodiscotecas, tu objetivo como DJ debe ser que los asistentes pasen un buen rato y que el organizador de la fiesta acabe satisfecho. Para ello es imprescindible informarse del tipo de evento en el que vas a pinchar y el público que va a acudir.

No es lo igual poner música en el cumpleaños de una it girlultramegacool que en la fiesta de Navidad de Tornillos Giráldez, S. L.; ni debes hacer la misma selección para una recepción en casa del embajador, que para una bacanal con Jaggermaister y muñecas hinchables.

2 APRENDE A INTERPRETAR LOS GUSTOS DE TUS CLIENTES

Si eres un mozo apañado, con tus pitillo remangados, tu camisa normcore y tu pelazo a la última, es posible que quien te haya contratado te perciba como un chico de vanguardia y, por lo tanto, te pida una sesión «de indie, electro y hip hop, así como modernita». No te confundas: mucha gente llama indie a Coldplay, electro a Avicii y hip hop a Beyoncé. Y modernito significa que lo escucharía algún joven con barba. Una buena forma de evitar malentendidos es pedir que te envíen una lista de reproducción y dar una vuelta de tuerca a la selección para hacer una cosa a medio camino entre la idea que tenía el contratante y las aportaciones del contratado (en este caso, tú).

3 EL EQUIPO

Hay quien cree que para pinchar son necesarios platos, reproductores de CD, mesa de mezclas con 20 canales y complejos softwares. Puede ser. Es decir, si eres Grandmaster Flash o Armin van Buuren, puede que te haga falta todo ese aparataje. Pero si eres un mero «selector» (léase «selectah») con buen gusto para la música, basta con un ordenador, un programa sencillito y una controladora que te permita hacer las mezclas y ajustar el sonido.

4 PREPARA TU SESIÓN (… O NO)

En el mundo de los DJs se ha visto de todo. Desde tipos que pinchan con Spotify en su iPad a famosos productores que llevan sus sesiones grabadas en una memoria flash, pasando, por supuesto, por aquéllos que van seleccionando temas de acuerdo con el estado de ánimo del respetable. Si te ves muy fuerte, hazte con un repertorio amplio e improvisa en consonancia al ambiente que se haya creado. Si no, te recomendamos que planifiques tu sesión por bloques, en función de cómo crees que puede evolucionar la velada.

5 CUIDA LA CALIDAD DE LA MÚSICA Para ser DJ hay que invertir un poquito. No mucho, pero sí un poquito. Si bien te hemos dicho que no es necesario que te compres el catálogo completo de Technics para empezar a pinchar, sí que deberías asegurarte de que las canciones que pongas tengan la calidad suficiente para ser reproducidas en equipos potentes. Más que nada porque te puedes llevar algún susto (como que el volumen sea demasiado bajo, por ejemplo) y tienes muchas papeletas para mandar a los asistentes a casa con sordera temporal y un molesto pitido en los oídos. No seas piratón y pincha material original.
6 COMENZAR LA SESIÓN

Como todas las cosas que valen la pena en la vida, la técnica para hacer una buena sesión se parece mucho al arte de la seducción: se empieza suave, con un halo de misterio y conociendo a tu público; se incrementa el ritmo a medida que pasan las horas y sube el alcohol; y se culmina con pasión y desenfreno. Así pues, para los primeros compases de tu repertorio te recomendamos temas de electro e indie rock con cierta sofisticación, de ésos que parece que dan igual pero que dicen mucho del buen gusto de quien los pincha. Piensa en Twin Shadow, MØ, Is Tropical, Chvrches, Jarvis Cocker, HAIM… Como de tener sexo bien.
7 BLOQUE INTERMEDIO

A medida que se vaya calentando el ambiente (y, sobre todo, cuando el público haya dejado de charlar y esté listo para bailar) debes subir el ritmo de la música. En este punto puedes recurrir a canciones comerciales, pero no reggaeton y eso, sino cosas divertidas y con clase, así como algún que otro éxito de antaño (por antaño entendemos de los 80, 90 y dosmiles, no vayas a poner Little Richard).

De esta forma, en este apartado caben desde Gala («My love has got no money…») hasta Iggy Azalea, pasando por Beyoncé, Chromeo, Pharrell Williams, Crystal Fighters, Mystic, Depeche Mode, Jess Glyne… Incluso algo de rock (recuerda las palabras del gran Barney Stinson: «En una buena fiesta debe sonar ‘Living On A Prayer’, de Bon Jovi»). Depende del evento, puedes enganchar una sucesión de canciones temáticas, como por ejemplo la banda sonora de ‘La gran belleza’ o un bloque de disco-funk.

8 EL ÉXTASIS

Con el público entregado y sudoroso, llega el momento de sacar la artillería y coquetear un poquito con el EDM y el hitazo electro. Charlie XCX, Calvin Harris, remixes de Lana del Rey o Marina and the Diamonds, Tiësto, Justice… Todos ellos, en su justa medida, son buenas opciones, pero siempre depende de para quién pinches.

9 EL CIERRE

Por el bien del organizador del evento y el dueño del local, es de agradecer que termines con algún clásico tranquilito que haga entender a los asistentes que ya les has dado todo lo que tenías y que si quieren seguir de farra deben hacerlo en otro lado. Muchos DJs recurren a Frank Sinatra, pero en general basta con que sea una canción conocida que pueda cantar un público beodo abrazados en una comunión etílica.

10 CONSEJOS FINALES

Un truquito muy bueno para que el organizador del sarao y los asistentes queden satisfechos es que conozcan al menos una de cada cuatro canciones que pongas. De esa manera podrás descubrirles nuevos temazos, pero siempre los mantendrás anclados a aquello que les suena. Otra cosa para la que tienes que estar preparado es para las peticiones del oyente. No te cabrees, porque tú has acercado mil veces campaneando a la cabina del DJ para que te ponga Loquillo. Sé amable, dales largas y, si resulta que es el que paga, cómete tu ego y atiende a sus deseos.

 

Estos consejos te pueden guiar en tu sesión, pero si realmente quieres saber más y ser un experto,  apúntate a nuestros cursos de DJ y conviertete en un profesional.

 

 

Fuente: Revista GQ. 17/10/2014 En: http://www.revistagq.com/actualidad/trending-topic/articulos/como-hacer-la-sesion-de-dj-perfecta/20753

Lo último de Google para jugar con música.

Google Creative Labs sigue innovando, su última creación The Cube, una plataforma para jugar con contenido audiovisual.

Han creado una plataforma de «story telling».  Mediante contenidos en audio y vídeo, el cubo tridimensional proyecta distintos contenidos en cada una de sus caras y cada uno queda relacionado con el anterior. El usuario, por supuesto, puede manipular cada uno de ellos a su antojo de forma fácil e intuitiva.

Los vídeos y las versiones de la canción  “No Fun” van corriendo por las distintas caras del cubo y cada usuario decide que ver y que escuchar en cada momento. Por ahora, solo se puede experimentar  en  Android o Google Chrome.

 Es una nueva forma de ver videoclips y experimentar con ellos a nuestro gusto. Esperemos que en breve, google, permita ver más vídeos a través de esta plataforma.

 

 

Tomorrowland ha vendido las 360.000 entradas disponibles para la celebración de su decimo aniversario, siendo el festival de música más internacional del mundo, vendiendo entradas a mas de 220 nacionalidades distintas.

En total, durante los dos fines de semana, 16.000 pasajeros viajaran con Brussels Airlines en 150 vuelos diferentes de 50 ciudades de Europa, África y los Estados Unidos, 4.000 más lo harán desde Asia y Australia, más los que se desplazarán en tren desde distintas capitales europeas.

Como era de esperar, la lista de esperar para entrar al shop de Tomoeeowland, es interminable, una completa odisea. La mayoría de los aspirantes a comprar las entradas, lo único que vieron fue esta pantalla de espera.

 

El 28 de febrero se abrirá una lista de espera para aquello que no pudieron conseguir entradas, las entradas que se venderán serán de personas que no vayan a asistir y las podran vender al mismoo precio. Las entradas se venderán por orden de registro.

Aquí puedes conocer los confirmados hasta el momento para Tomorrowland 2014. Los más afortunados recebirán en los próximos meses el “cofre del tesoro” personalizado en el que te vendrá la pulsera, como el año pasado, con tu nombre y con las instrucciones que tienes que llevar a cabo para activarla.  Esto es algo efectivo para evitar la reventa, puesto que están a tu nombre, por lo que la organización no recomienda comprar las entradas en sitios no oficiales, en los que en muchos el precio supera los 1000€ y puede que te estén estafando…

 

 

 

Aviso a todos los fans de Star Wars y la música electrónica, Festival Les Dunes Electroniques en Túnez propone un fin de semana de música en el lugar donde rodaron la saga de Star Wars!

Los festivales de música brotan como setas y no solo en España. Los promotores buscan las propuestas más diferentes y atractivas para alcanzar un público amplio.  Les Dunes Electroniques  en las dunas de Nafta, situado en la puerta del Sahara donde se crearon los escenarios originales de La Guerra de las Galaxias, serán el entorno elegido para desarrollar este nuevo festival de música.

Entre el 21 y el 24 de febrero artistas como Acid Arab, Para One, Popof o Nicolas Masseyef, actuarán en una fiesta en la que la organización apunta que se disfrutara de buena música y la  gastronomía local como principal atractivo al festival.

Los organizadores del certamen son Panda Eventos, los mismos que ya organizan Les Plages Electroniques en Cannes, y ya han organizado viajes directos que incluyen el vuelo y la entrada desde París, Lyon y Marsella. Toda la información, a través de su página web.

 

Morning Glory es el club de moda en Londres, abre de 6:30 a 10:30 los miércoles y en él puedes bailar entre la multitud mientras desayunas un café o un batido y cargas las pilas antes de ir a la oficina. Su éxito hace pensar que este tipo de Club se va a extender dentro de muy poco a otras ciudades europeas.

Shoreditch es el barrio más cool de la capital inglesa y no solo por los looks de la gente que pasea por sus calles, sino también porque allí surgen iniciativas de lo más original. En Londres hay mucha gente que va al gimnasio o sale a correr antes de ir a trabajar, pero lo cierto es que a otro sector de la población, en el que me incluyo, la idea de ir al gimnasio a las 7 de la mañana nos da escalofríos solo de pensarlo. En nosotros precisamente han pensado los creadores de Morning Glory (Gloria mañananera), Samantha Moyo y Nico Thoemmes, ofreciéndonos una alternativa al gimnasio por la mañana igual de sana pero más divertida.

 

Un lugar lleno de gente sonriente y feliz. Algunos de ellos van todavía en pijama y prefieren ponerse el atuendo de oficina tras la sesión de baile. «Nada que ver con un after-hour: «No alcohol, no drogas. Bailar a tu estilo en un espacio único despertará tu cuerpo, mente y creatividad para irse con más energía que nunca para empezar el día».

Entrar cuesta unos 13 euros. Su público son, principalmente, oficinistas jóvenes y emprendedores.

 

1.The Horrorist “One Night in New York”

2. Loefah “Horror Show”

http://youtu.be/BMghwdG6SOE

3. Winx – Don’t Laugh

4.Brainbug – Nightmare (Original Sinister Strings Remix)

5.The Hacker “Village of the Damned”

 

¿Puede tu teléfono convertirse en un cazador de temazos, en el ‘freak’ que conoce a todos las canciones y ese colega que siempre te deja unos discos buenísimos, todo a la vez? Con estas aplicaciones para móviles, sí. 

Soundhound. A primera vista, otro music hunter capaz de decirte qué es lo que está sonando con sólo acercar el teléfono al altavoz. Pero esta app móvil tiene algo más que orejas: te ofrece la búsqueda por un fragmento de la letra, propone artistas relacionados y la reproducción gratuita en YouTube.

MusicDNAAutodenominado “el sucesor del mp3”, este formato digital promete enriquecer la música futura con vídeo, fotografías y las letras de las canciones. Escucha e identifica la música y permite comprar directamente entradas para los conciertos. Si el artista está vivo, claro.

Filtr. Desarrollada para Spotify genera playlists que gustan a todos. Conectada a Facebook, conoce tus gustos, se entera de qué música escuchan tus amigos y genera listas de reproducción incorporando las obsesiones de todos los invitados. Digamos adiós al colega-Dj totalitario

JukeNetBox. ¿Te ha echado de ese bar el muñones del pinchadiscos con su pésimo gusto? Esta aplicación, desarrollada en España, pretende traer la paz musical negociada a los garitos. Desde los móviles, la clientela interactúa y pide la siguiente canción, sonando lo que al público le gusta.

Discovr Music. “¿Qué música te gusta?”, te preguntará el móvil. Y él mismo te llevará de artista en artista, creando galaxias con las grandes influencias y pequeñas constelaciones en sus imitadores y/o artistas derivados. Una eminencia musical con bastante gusto y que (casi siempre) sabe de lo que habla, ojo

Shazam. Es la aplicación pionera en hacer posible el milagro de que los móviles reconozcan la música que suena en sólo unos segundos. Parece magia. Y además de captar la huella digital acústica, te deja comprar la canción en iTunes. Saca el móvil y pon cara de que sí, ésta también la conoces.